Tener el sistema al día es fundamental para evitar ataques informáticos y tener las últimas características del sistema. Windows 10 va añadiendo parches y versiones para mejorar su seguridad, corregir fallos de funcionamiento y añadir incluso nuevos programas propios.

Para saber si estamos en la última versión, hay que entrar en inicio y seleccionar un icono de engranaje que es la configuración de Windows dentro de este menú entramos en sistema y abajo de todo aparecerá una opción que es acerca de. Dentro de este menú hay mucha información, la que interesa es versión. Para saber si estamos en la última versión se puede buscar en un navegador “¿Cuál es la última versión de Windows 10?” y aparecerá la web de Microsoft como primera en la búsqueda. La más actual es la 20H2, Windows actualiza cada 6 meses sus versiones así que este dato con el tiempo variará, así que lo mejor es buscarlo.

Si tenemos una versión anterior a 2004 como 1909, por ejemplo, hay que actualizar la versión ya que el soporte de estas versiones está acabando, es decir no habrá mas parches por lo que nos podemos enfrentar a problemas de seguridad, para actualizar la versión hay que seleccionar Windows Update que se encuentra en el mismo menú de sistema y dentro del este seleccionar en buscar actualizaciones. Este es un proceso algo lento (una actualización de versión puede llegar hasta 1 hora) y cada versión se actualiza una a una así que si estamos en la 1909 y queremos pasar a la última versión antes habrá que pasar a la 2004 y así sucesivamente, si estamos en este caso paciencia. El tiempo que dediquemos a esta tarea no es tiempo mal gastado, invertir tiempo en mejorar la seguridad merece la pena.