Si tenemos archivos importantes y queremos guardarlos para que no se pierdan, hay varias maneras de hacerlo, una de ellas que puede ser la más sencilla sería guardarlos en un pendrive o si ocupan mucho un disco duro externo. Otra buena manera es guardarlos en una nube como la de Google, por ejemplo, así no nos ocupa espacio en el ordenador,pero esto es un proceso algo complejo. Otra manera más sencilla aunque poco habitual es enviarnos un correo a nosotros mismos en el que incluya los archivos que queramos guardar.

Este método tiene una limitación de unos 20 MB, así que si quermos “enviarnos” archivos grandes es más útil la opción de la nube, ni no habrá que hacerlo en varios correos hasta pasar todo lo queramos que no se pierda, ya que todos los archivos incluidos en los correos se quedan almacenados en el propio servidor de tal manera que no se pierden, si se pierde el archivo del pendrive o del propio ordenador, solo hay que entrar en el correo y descargar los archivos para recupararlos de nuevo. Si tratamos con archivos grandes lo ideal es tener una nube para almecenarlo todos los archivos, por ejemplo la nube, de Google ofrece hasta 15 GB de espacio gratuito sólo por tener una cuenta, que si tenemos un dispositivo Android, ya la tenemos.

Para usarla, lo primero tenemos que inicar sesión en la cuenta de Google en el navegador habitual, y dentro de la cuente seleccionar Google drive y a continuación arrastrar los arhcivos que queramos. De este modo cualquier archivo importante lo tenemos a buen recaudo para no perderlo.