Un pequeño aparato de apenas 25 centímetros de ancho y unos 800 gramos aterriza en España para hacer de las viviendas espacios inteligentes que ahorran energía. Sin conocimientos previos sobre kilovatios, permite a cualquier propietario tener el control de su gasto de electricidad y calefacción.

Cactus Smart Home, una empresa 100% española capitaneada por un grupo de jóvenes ingenieros, lo ha hecho posible. El pasado septiembre, durante la feria Internacional IFA Berlín, presentaron MyCactus, fabricado íntegramente en España.

Su principal logro es que el dispositivo se programa automática y continuamente y aprende de los hábitos de su dueño. Toma decisiones por sí mismo procesando la información en la nube. Y si se cambian las ventanas o la envolvente, no es necesario reprogramar la temperatura: detecta la nueva rutina y lo hace solo.

Se trata del primer aparato del mercado compatible con la nueva tarifa eléctrica por horas implantada por el Gobierno. Controla las 24 tarifas por día, una cada hora, “de manera que recomendará en tiempo real el uso de los electrodomésticos en los momentos de menor coste eléctrico”, explica Carlos Sáez, CEO de Cactus Smart Home.

No hace falta tirar cables, ni tener preinstalación domótica en casa. De hecho, puede ser instalado por el propio usuario. Tiene una pantalla táctil que da información sobre los consumos en euros. “Nos guiará generando ahorros del 25% en electricidad y de hasta el 40% en calefacción, sin necesidad de cambiar ningún aparato”, apunta Sáez.

El sensor de electricidad detecta qué consumo de luz tiene en euros, qué electrodomésticos lo están produciendo y recomienda cuándo usarlos. Por ejemplo, avisa del momento en el que sale más barato o más caro poner la lavadora e indica en euros la diferencia.

Cuenta con un termostato inteligente con sistema de autoprogramación, basado en la rutina de los usuarios, algoritmos de inteligencia artificial y geolocalización. Cuando el dueño se aleja o aproxima a su casa, el sistema sube o baja la temperatura.

La idea es que este gestor energético llegue al público masivo. “Acercar la domótica al usuario final a bajo coste”, dice Sáez. Se comercializará a finales de noviembre a un precio de 299 euros, cantidad que se amortiza en unos cuatro meses.

Fuente e imagen: http://elpais.com/